Psicoanálisis con niños

Módulo temático: Psicoanálisis con niños

Coordinadoras: Myriam Leguizamón y Virginia Gilardi

Integrantes: Rosario Alarcón, Gimena Ayala, María Cristina Baiardi, Daniela Boselli, Rosario Favier, Rosa Fiorenza, Verónica Gavieiro, Marina Ibarra, M. Florencia Mayo, Camila Musura, Gloria Nohra, Guillermina Ortiz, Ornella Paciello, Natalia Senestrari, Mariana Stillo y  Cristina Szkutnik

 3° lunes de cada mes, 19:30 hrs. a 21hrs.

A partir de marzo 2020, on line por Zoom. 

Actividad arancelada

Requiere inscripción al correo electrónico de la APSaT

Presentación

Módulo temático: psicoanálisis con niños

La consulta por un niño llevaría a pensar que existe cierta especialización del psicoanálisis al trabajar con niños: la propia historia del psicoanálisis ha tenido a través de sus pioneras cierto desliz en relación a la “técnica”.

En las  palabras de Germán García hemos encontrado una brújula:

“…no podemos pensar que haya una  teoría 'específica' para el psicoanálisis con niños, o un 'dispositivo particular'. En todo caso podemos decir que el dispositivo es particular para cada caso, sea niño o adulto. No podemos crear un encuadre de psicoanálisis de niños…”

 

“[…] No se trata de que el adulto juegue, sino de que el niño hable; no hay análisis de infans, por eso el juego y el dibujo son un medio (no verbal, se dice, hiperverbal decimos) para acceder al lenguaje; las demás diferencias no son 'técnicas' sino fundamentales: el lugar del discurso determina, en psicoanálisis, lo que se argumenta sobre el inconsciente y sobre la interpretación; la observación de un niño no es el análisis del sujeto que se articula por la palabra, sino una experiencia del observador…” 

“[…] La crítica que hace Lacan a la historia del psicoanálisis es que en los límites de la palabra, en los puntos dónde la palabra aparece como más conflictiva, por ejemplo en el niño o en el psicótico es allí donde aparece la mayor tentación de abandonar el psicoanálisis por otra cosa…”

Orientadas por ese sesgo nuestra propuesta de trabajo ha sido desde los inicios de este módulo profundizar en la lectura de Freud y Lacan fundamentalmente y otros autores tales como Jacques-Alain Miller, Eric Laurent, Hélènne Bonnaud, entre otros.

Hemos hecho diferentes recorridos de lectura pero nuestro trabajo de lectura intertextual y dialéctica implica volver a los textos una y otra vez, por lo tanto sea cual sea el recorrido realizado cualquier persona interesada en el psicoanálisis se puede sumar en cualquier momento porque no se trata de un recorrido educativo… sino de deseo.

Virginia Gilardi –Myriam Leguizamón

I

Unas líneas acerca del autismo

 

Si bien el autismo como entidad nosográfica nos remite a las descripciones del psiquiatra Leo Kanner -quién en la década del 40 en los E.E.U.U. crea una entidad que denomina autismo infantil precoz para aplicarlo a ciertos niños que se caracterizaban  por su “extremo repliegue desde el inicio de la vida"- hemos decidido que era necesario realizar un rastreo en la bibliografía psiquiátrica y psicoanalítica previa a esa década para poder ubicar el background y los antecedentes de esta entidad, tal como lo sugiere Guillermo Belaga en el texto que nos encontramos leyendo: Las psicosis infantiles.

 

Nuestra investigación se encuentra actualmente en la búsqueda de material bibliográfico en torno a varios autores que han teorizado sobre los trastornos psiquiátricos en los niños, por ejemplo George Heuyer, quien es considerado el pionero de la psiquiatría infantil en Francia; Adolf Meyer, uno de los precursores de la psiquiatría dinámica en E.E. U.U. y quien estableció  que la enfermedad mental era una reacción a un ambiente patógeno y al mismo tiempo a una estructura, concepción en la que se mezclaban la organogénesis y la psicogénesis y que ejerció una decidida influencia en las concepciones de Kanner.

Extracto de Variaciones sobre la psicosis por Germán García 

 

“[...] Una introducción más o menos tradicional de objetos – plastilinas, dibujos, etc.- no autoriza, de por si, a una modificación del dispositivo analítico. En nombre de esta discusión técnica se han hecho modificaciones del dispositivo que se basan en ciertas hipótesis que habría que discutir sobre la función autónoma, si se puede decir así, de un simbolismo que sería de orden diferente al de la estructura verbal. Lo que está demostrado es que no existe tal simbolismo, que un dibujo supone un texto y que es fácil hacer hablar a alguien sobre un dibujo. El año pasado evocaba aquí los dibujos de la edad media y decía que tienen un texto, como los del renacimiento. Lo mismo se puede decir de los dibujos de los niños: tienen un texto. Se trata en todo caso, de pensar qué relación puede tener la imagen con la palabra.

 

Despejado este primer problema, lo tomamos como un punto de principio, no podemos pensar que haya una “teoría específica” para el psicoanálisis con niños, o un “dispositivo particular”. En todo caso podemos decir que el dispositivo es particular para cada caso, sea niño o adulto. No podemos crear un encuadre de psicoanálisis de niños.

 

La crítica que hace Lacan a la historia del psicoanálisis es que en los límites de la palabra, en los puntos dónde la palabra aparece como más conflictiva, por ejemplo en el niño o en el psicótico es allí donde aparece la mayor tentación de abandonar el psicoanálisis por otra cosa.

 

La historia del psicoanálisis se puede leer como una historia donde en nombre de los niños por un lado o en nombre de la psicosis por el otro se ha modificado el dispositivo analítico. Ustedes saben que la propuesta de Lacan es retomar el dispositivo freudiano y desde ahí volver a plantearse tanto el problema de la psicosis como el problema del psicoanálisis infantil."

Cita extraída de la ENTREVISTA A JACQUES LACAN a cargo de  Madeleine Chapsal para L’Express  el 31 de mayo de 1957

.[...] "Ahora bien, para Freud, para mí, el lenguaje humano no surge en los seres como surgiría un manantial [espontáneamente o naturalmente].

Vea cómo se nos representa todos los días el aprendizaje de la experiencia para el niño: mete el dedo en la estufa, se quema.  A partir de ahí, se pretende, a partir de su encuentro con el calor y el frío, con el peligro, que no le queda sino deducir, reconstruir la totalidad de la civilización… Es un absurdo: a partir del hecho de que se quema se lo pone frente a algo mucho más importante que el descubrimiento del calor y del frío. En efecto, que se quema y siempre habrá alguien allí que le haga, al respecto, todo un discurso.

El niño tiene que hacer muchos más esfuerzos para entrar en ese discurso en el que se le sumerge, que para acostumbrarse a evitar la estufa.

En otros términos, el hombre que nace a la existencia tiene que vérselas ante todo con el lenguaje; es un dato [algo dado]. Está asimismo atrapado en el lenguaje desde antes de su nacimiento, ¿Acaso no tiene un estado civil? Sí, el niño por nacer está ya, de cabo a rabo, rodeado por ese amasijo (amas) de lenguaje que lo recibe y al mismo tiempo lo aprisiona.”

 

El inconsciente del niño, por Helene Bonnaud 

Extracto del Prefacio, por Jacques Alain Miller

“En el niño, sucede que se interviene cuando la defensa no ha cristalizado todavía. Tal situación ofrece una oportunidad que hay que aprovechar. El sujeto sale aplastado de su encuentro con el lenguaje, sepultado bajo el significante que lo colma. Él renace, born again, del llamado hecho a un segundo significante. Ahí está entre dos, reprimido, deslizándose, ek-sistant, sujeto barrado y que se barra. Si el analista consigue hacerse este segundo significante, consigue milagros con el niño.”

Av. Perón 1112, San Fernando, Buenos Aires

info@apsat.com.ar

APSaT

Teléfono 4890-2140

Personería jurídica Nro. 36114 (Prov. Bs. As.)

©  Todos los derechos reservados APSaT 2020

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon