Clase 9

"Acerca de lo familiar en las instituciones”  

Myriam Leguizamón

 2 de octubre

Reseña de María Verónica Rios

Con el título de la clase, “Acerca de lo familiar en las instituciones”, Myriam Leguizamón va a proponer dos sesgos para abordar dicho tema.  El primero plantea cómo las crisis, los cambios, las revoluciones en las constituciones familiares inciden en la sociedad toda y por ende en las instituciones.

El segundo se referirá a cómo lo familiar en relación al concepto freudiano Unheimlichkeit, aparece como obstáculo en las instituciones, y hará un señalamiento de esta cuestión en las instituciones analíticas.

Sobre la lectura de “Los complejos familiares” bibliografía que tomaría para su clase Myriam comenta el hallazgo de un texto llamado “Lectura crítica de los complejos familiares” de Jacques Lacan. Se trata de una clase de J. Alain Miller de 1984 en su curso “Las respuestas de lo real” donde Miller evoca el texto lacaniano, orienta una lectura y hace precisos esclarecimientos, a tal punto que son anticipaciones de lo que posteriormente Lacan formalizará en 1953, momento inaugural del retorno a Freud.

Luego de comentar esa lectura crítica de Miller, retoma su propósito de ubicar mediante cuatro textos, cuatro escansiones, cómo los cambios en las constelaciones familiares se ven reflejadas en las teorizaciones del psicoanálisis.

Localiza la primera escansión a partir de una cita que se refiere a los años ‘30, de “Los complejos familiares”, donde Lacan ubica que en la Viena de esa época había agrupamientos familiares muy diversos señalando que no fue solo el genio de Freud sino también ese contexto el que posibilitó el surgimiento del complejo de Edipo. Frente a esa multiplicidad Freud buscó una invariable: el padre.

La segunda escansión, de 1938, es el texto mismo de “Los complejos familiares” donde Lacan señala una nueva remodelación familiar e incluye la decadencia de la imago paterna a la influencia del matrimonio-institución que se debe diferenciar de la familia- como causa de las neurosis contemporáneas.

El texto que va a designar la tercera escansión es “Nota sobre el niño” mediante la cual Lacan responde a una pregunta de Jenny Aubry, quien estaba armando instituciones para alojar niños y le pregunta a Lacan para qué puede servir el psicoanálisis en ese tipo de institución. Lacan responde de manera pragmática con dicho texto. Hace un diagnóstico de las nuevas invenciones familiares para señalar el fracaso de las utopías comunitarias- nuevos agrupamientos familiares- que interrogaban los límites de la familia y de la autoridad. Al decir fracaso de las utopías comunitarias Lacan desentona con las ideas de felicidad y entusiasmo que orientaban el clima imperante de 1969. Socaba el entusiasmo y refiere que esas ideas ya habían fracasado en todos los lugares que se creyó poder reemplazar la familia por sistemas comunitarios. Dichas utopías no impiden un irreductible de la función de padre y madre.

 

Reconfigura en este texto la función de la madre destacando que es preferible que no sea “suficientemente buena” es decir que no sea ideal, dado que una madre ideal produce estragos.

De ese irreductible dice de la función del padre “que su nombre es la encarnación de un vector en el deseo”; del niño dice “que sea producto de un deseo que no sea anónimo”.

La cuarta escansión se ve reflejada en la producción del libro de Éric Laurent “El niño y su familia” de 2018, donde el autor examina la práctica analítica actual a partir de las nuevas configuraciones familiares -homoparentales, monoparentales-, las nuevas técnicas de procreación, las teorías de género que han producido incluso una nueva nominación: parentalidades.

El segundo eje planteado  es lo familiar como lo Unheimlichkeit. Se referirá a Causa y consentimiento, de Miller donde trata al analista como born again. Después de atravesar un análisis, el analista tiene un nuevo nacimiento, esta vez en otra familia, la familia analítica.

Para referirse a la familia, Leguizamón toma una cita de Germán García de Diversiones psicoanalíticas donde define el autor a la familia: “la familia es una estructura paranoica que sospecha que el otro es la causa del mal o, si queremos decirlo de otra manera, excluye el goce. El goce que está en el centro de las relaciones familiares está excluido, aparece afuera, es lo que Freud teorizaba como Unheimlichkeit, lo familiar vuelve de afuera como siniestro”.

Continúa con otra cita del mismo libro donde Germán García explica con su estilo excepcional el recorrido o el extravío en los grupos analíticos: “¿Qué inventó Freud? Copiándose un poco de la mafia, de la que él sabía, se inventó una fraternidad (…) donde los compadres se defienden entre sí. (...) A ese modelo como era escandalosamente mafioso se le agregó un modelo académico universitario (…) la justificación del grupo se realiza por el saber. (…) Frente al malestar en las sociedades psicoanalíticas Lacan propone una tercera cosa, que no es ni la fraternidad, ni el saber sino la formación entendida como la producción del saber. Entonces la formación se hace permanente, se hace un saber que no se puede datar, es el objeto a. Este objeto constantemente,  exige una nueva reelaboración del saber.”

Leguizamón señala que para afrontar esos inevitables efectos “familiares” contamos con el análisis propio y la formación en una institución, en la cual el saber no es establecido –no es un saber sabido-sino un ejercicio de saber que no se detiene.

Av. Perón 1112, San Fernando, Buenos Aires

info@apsat.com.ar

APSaT

Teléfono 4890-2140

Personería jurídica Nro. 36114 (Prov. Bs. As.)

©  Todos los derechos reservados APSaT 2020

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon